‘La guerra del chocolate’ enfrenta a un abogado estadounidense contra la América Corporativa

Después de ver “The Chocolate War” del director danés Miki Mistrati , que tendrá su estreno mundial en CPH:DOX esta semana, es probable que lo piense dos veces antes de comprar su próxima barra de chocolate.

Eso es lo que le sucedió a Mistrati a principios de la década de 2000 cuando fue de compras a su supermercado local. Sin poder elegir, miró todas las diferentes barras de chocolate y solo encontró una de las siete que llevaba la marca de Comercio Justo. “Entonces comencé a preguntarme: si una es de Comercio Justo, ¿qué pasa con las otras seis barras de chocolate?”, dice.

Eso marcó el comienzo de su viaje para investigar la esclavitud infantil en las plantaciones de cacao de Costa de Marfil y Ghana, los dos mayores productores de cacao del mundo. Comenzó con “The Dark Side of Chocolate” lanzado en 2009 y fue seguido por “Shady Chocolate” en 2012. “The Chocolate War” es la tercera entrega.

Cortesía de Hecho en Copenhague

Su protagonista principal es el destacado abogado estadounidense de derechos humanos Terry Collingsworth, quien ha dedicado su vida a luchar contra algunas de las corporaciones más grandes del mundo. La película lo sigue mientras viaja a África para reunir pruebas para intentar que Nestlé y Cargill sean condenados por complicidad en la esclavitud infantil en la Corte Suprema de los Estados Unidos.

“Esta tercera película básicamente no tiene nada que ver con las dos primeras en cuanto a la forma en que está hecha: en las dos primeras yo era el personaje principal, yo hacía la investigación, mientras que esta es una película sin voz en off: quería convertir a Terry en un personaje parecido a Jason Bourne y darle al documental una sensación de suspenso”, explica a Variety . Mistrati pidió al compositor noruego Marius Christiansen que produjera la partitura dramática de la película.

Durante su viaje a Costa de Marfil a fines de 2019, Collingsworth y dos estudiantes investigadores de la Universidad de Berkeley visitaron sin previo aviso un centro para la rehabilitación de niños esclavizados apoyado por el gobierno y las ONG. En una escena, el equipo realiza un recorrido por el centro, su biblioteca y su dormitorio, que parecen inquietantemente vacíos y ordenados. Collingsworth deja en claro que cree que todo el lugar es un cascarón vacío.

Imagen cargada perezosamente
“La guerra contra el chocolate” Cortesía de Hecho en Copenhague

Cuando preguntaron por qué no se veían niños en el centro, Mistrati dijo que les dieron una sucesión de respuestas diferentes, que iban desde afirmar que los niños estaban en la sala de televisión hasta afirmar que estaban durmiendo en el dormitorio, lo que parece ser vacío en el metraje.

En un podcast reciente en el programa de noticias de la radio de servicio público danés «Genstart», el equivalente de «The Daily» del New York Times, Mistrati habló sobre una carta que dice haber recibido de los abogados que representan a la Primera Dama de Costa de Marfil, Dominique Ouattara, quien preside la fundación que construyó el centro. Le piden a la productora de la película, Made in Copenhagen, que entregue la secuencia completa en el centro o enfrentará cargos por difamación.

“Por supuesto que no entregaremos nuestra película”, exclama Mistrati. Cuando se le pregunta cuál es el siguiente paso, dice: “Quiero sacar la película al mercado estadounidense. El siguiente paso es que Terry los condene, que es el único idioma que entienden: si son condenados, los miles de millones de dólares que tendrán que pagar los detendrán de inmediato”, dice.

Mistrati, que creció en un apartamento de propiedad estatal en Copenhague, dice que se ve a sí mismo en Collingsworth y ha hecho de la misión de su vida generar cambios y ser la voz de aquellos que son tratados injustamente, en particular los niños.

Sus próximos proyectos incluyen un documento sobre los derechos de los niños. El director también está trabajando en otro caso con Collingsworth sobre la controvertida extracción de cobalto en la República Democrática del Congo, así como un documental con los hijos de los combatientes de ISIS.

Nominada a un premio F:act, “The Chocolate War” tiene su estreno mundial en CPH:DOX el 23 de marzo. Se ha vendido ampliamente en territorios de Escandinavia y más allá por DR Sales , que tiene otras dos películas en CPH:DOX: “All That Remains to Be Seen” de Julie Bezerra Madsen en las categorías Nordic:Dox y Politiken:Dox, y “Terroir to Table” de Rasmus Dinesen en la sección Danish:Dox.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.